MEDIOS MASIVOS DE COMUNICACIÓN, HOY COMO AYER

 

Me gustaría elaborar una filosofía materialista que tome como su punto de partida el hecho de que el hombre es un animal de naturaleza lingüística y política, como dijera Aristóteles. La condición biológica de nuestra especie provoca el acto de hablar y hacer política. El materialismo que propongo busca unir naturaleza e historia.

Paolo Virno

Los medios de difusión en la actualidad son parte integrante de la sociedad y no una manera de reflejarla. Sus dinámicas marcan pautas que se retroalimentan del impacto que ejercen y, de este modo, se establece una especie de círculo de influencias con una dinámica peculiar. El hecho audiovisual es concreto solo en su proyección ante un público que no es, como ya no puede serlo en pleno siglo xxi, un receptor pasivo.

Con o sin consciencia de ello, el público de hoy lleva consigo la historia de la relación con los medios de difusión por más de seis décadas; así como la evolución de la imagen, de los mensajes y de las relaciones económicas-sociales-culturales de los sistemas de poder a nivel global.

Al revelar las implicaciones socio-psicológicas [sic] y los mecanismos de la televisión, que a menudo actúan con el disfraz de un falso realismo, no solo podrán mejorarse los programas, sino que también ―y esto es tal vez más importante― podrá sensibilizarse al público en cuanto el efecto inicuo de algunos de estos mecanismos […] (Adorno, s. f., párr. 1)

La maldición de la actual cultura de masas parece ser su adhesión a la ideología casi intacta de la primitiva sociedad de clase media, en tanto que las vidas de sus consumidores están completamente fuera de tono con esa ideología. He aquí tal vez lo que explica el vacío entre el «mensaje» explícito y el culto en el arte popular contemporáneo […] (Ibídem, párr. 12)

El esfuerzo que al respecto se requiere es en sí mismo de naturaleza moral, pues consiste en encarar a sabiendas mecanismos sicológicos que actúan en diversos niveles a fin de no convertirnos en víctimas ciegas y pasivas. Podemos cambiar este medio de vastísimas posibilidades con tal que lo consideremos con el mismo espíritu que, según esperamos, se expresará algún día a través de sus imágenes. (Ibídem, párr. 41)

Desde el enfoque de la teoría sicosocial de Katz, Blumler y Gurevitch, quienes analizan la recepción del mensaje mediático a partir de sus usos y gratificaciones, creo que las audiencias buscan encontrar en los medios de comunicación masivos, además de información y entretenimiento, el desarrollo de su identidad personal e integración e interacción social. Por tanto, los medios de comunicación son un amplio espejo de las relaciones interpersonales desde la dimensión de individuos de la sociedad global de hoy.

Entonces, vale preguntarse: ¿cómo lograr ser escuchado?; desde la singularidad de las multitudes que desean saber, ¿cómo hacer un mensaje desde la ideología que despierte el interés de estas? La ideología debería ser el principio activo, por llamarle de alguna manera, detrás de las decisiones de programación. Cabe considerar, a su vez, cuán conscientes de la nuestra son los decisores de las políticas de programación. Siendo nuestra sociedad un sistema socioeconómico socialista en una compleja etapa de transición y de limitaciones productivas, que genera una crisis y una incertidumbre de gran complejidad, toca tener una manera de comunicación con más énfasis en lo cultural y sensible, que nos define más que en lo que nos falta por hacer o lo que pudiéramos hacer mejor.

Además de los mensajes individuales de los diferentes programas, los dos grandes ejes de la transmisión televisiva son los noticiarios y la publicidad, incluyendo en esta última tanto los mensajes de bien público como los anuncios. Estos programas siguen siendo de alto consumo por parte de las audiencias y formadores de opiniones respecto a la calidad de los mensajes en general.

El newsmaking se articula, principalmente, entre dos polos: por una parte, la cultura profesional de los periodistas; y, por la otra, la organización de trabajo y de los procesos productivos.

 

Se define por preguntas tales como: ¿qué imagen del mundo dan los informativos radio- televisivos? ¿Cómo se relaciona esta imagen con las exigencias cotidianas de la producción de las noticias en las organizaciones radio- televisivas?

Las noticias se jerarquizan de acuerdo a su noticiabilidad y su valor en sí; por lo que agenda setting definirá el probable impacto de un acontecimiento sobre la masa social a la que se dirige. Aquí se genera la espectacularidad de la noticia, el hecho sustancioso; a veces a costa de imágenes llenas de violencia y sensacionalismo.

Informar es la tarea de los informativos (prensa, solicitudes, encuestas) y del conjunto de los medios de comunicación gracias a los cuales el centro puede propagar su influencia […]

Se comparan las noticias con descargas nerviosas que comunican un movimiento de un habitante de una ciudad al de otra […] (Durón, 2011, p. 3)

La completa absorción de estos espacios por las personas en su entorno cotidiano es bastante evidente. Al decir Morley (1996):

Basta mirar unos minutos un programa de noticias con amigos o junto a la familia para que se inicie una discusión (por lo menos sobre alguno de los puntos). Puede muy bien tratarse de una discusión «precipitada» por los mensajes vistos en la pantalla, que luego se extravíe por caminos completamente diferentes. (p. 2)

Por su parte, la publicidad se genera directamente de los planteamientos ideológicos de la sociedad que los ofrece desde sus ejes de poder. La publicidad en el sistema capitalista se enfoca en la creativa manera de conseguir otro modo de dependencia de las masas de su sistema económico, potenciando el consumismo mediante mensajes atractivos; además, acentúa las no-necesidades que hacen de las personas elementos llenos de deseos y expectativas más allá de su realidad, y así entregadas a los interminables sistemas de compras-estatus. Se establece desde este paradigma, entonces, la necesidad de atraer estéticamente al público; extendiéndose esta como condición a los mensajes de bien público y la presentación de eventos.

Asimismo, recientes análisis revelan lo siguiente:

[…] en las sociedades contemporáneas buena parte de la racionalidad de las relaciones sociales se construye, más que en la lucha por los medios de producción, en la que se efectúa para apropiarse de los medios de distinción. Hay una coherencia oculta entre los lugares donde los miembros de una clase y hasta de una fracción de clase comen, estudian, habitan, vacacionan, en lo que leen y disfrutan, en cómo se informan y lo transmiten a otros. (García Canclini, s. f., p. 3)

Aunque vale acotar que Noam Chomsky considera estas zonas de distinción como áreas del comportamiento social completamente irracionales.

Como se ha manifestado, en un mundo en crisis —para nada económica, sino de sistema económico-social-ideológico que presupone una crisis de valores donde se derrumban conceptos preestablecidos para nuestra cosmovisión moderna— la televisión y su elaboración caen en la primera línea de esta demolición. Cada vez más el individuo desea ser quien defina qué noticia le parece relevante, aunque no deja de ver los noticieros. Asimismo, las ideologías específicas manejan al público de maneras muy diversas, pero no ello podemos ignorar su repercusión e intencionalidad marcadas.


 

BIBLIOGRAFÍA

Adorno, Th. (s. f.). Televisión y Cultura de Masas. Marxists Internet Archive. Recuperado de https://www.marxists.org/espanol/adorno/1954/0001.htm

Durón, J. S. (2011). Unidad 2. Primeras teorías sobre comunicación [documento en PDF]. SCRIBD. Recuperado de https://es.scribd.com/presentation/65420642/Unidad-2-Primeras-Teorias-Sobre-La-Comunicacion

García Canclini, N. (s. f.). El consumo sirve para pensar [documento en PDF]. Recuperado de https://perio.unlp.edu.ar/catedras/system/files/garcia_canclini._el_consumo_sirve_para_pensar.pdf

Morley, D. (1996). Interpretar la televisión: la audiencia de Nationwide. En Televisión, audiencias y estudios culturales. Buenos Aires: Amorrortu.

 

Yaite

 

 

Autor: Mgtr. Yaite Luque Pérez

Afiliación: MCA Business & Postgraduate School, EE. UU

Edición: Enero de 2019

 

Copyright © 2019 MCA Business and Postgraduate School - Todos los derechos reservados